En este artículo platicaremos de la relación entre las marcas de lujo y el Visual Merchandising con 3 ejemplos de Balenciaga, Louis Vuitton y Gucci.

Panorama actual: Existe una mayor demanda en la marcas de lujo en mercado emergentes como China, India y Medio Oriente, por lo tanto la oportunidad para expandir este tipo de negocio es mayor. Anteriormente las marcas de moda de lujo tenían clientes regulares seguros debido a su fuerte presencia de marca. Sin embargo, ahora la entrada de más competidores en el juego y el boom del e-commerce obligan a estos negocios a cambiar.

Por lo pronto, las marcas de lujo ya no pueden depender únicamente del símbolo de su marca, deben centrarse en la trayectoria de la marca, la calidad, el valor estético y establecer una relación de confianza con su público para tener éxito.

Industria del lujo debe proporcionar valor a los clientes de todas las formas posibles.

El objetivo de las tiendas de lujo es convencer a la gente de pagar un mayor precio por sus productos. Para hacer esto, las tiendas de lujo utilizan una variedad de técnicas de comercialización para crear prestigio, glamour y exclusividad para su marca. Estas técnicas generan confianza tanto en la calidad de los productos como en la marca y convencen a los clientes de que vale la pena pagar más por los productos de lujo.

Después del ambiente y el producto en sí que se encuentra en la tienda, el tercer factor importante que influye en la decisión de compra es el Visual Merchandising

De ahí la relevancia del Visual Merchandising, la cuál es una herramienta indispensable en la tienda para lograr impactar al consumidor.

Los elementos de Visual Merchandising que deben tomarse en cuenta para impactar como marca de lujo son:

  • La arquitectura exterior compuesta por la fachada, la entrada y los escaparates. El objetivo de estos componentes es que el establecimiento sea visto desde muy lejos, para que el cliente lo vea, lo ubique, se acerque y después de mirar el escaparate entre en la tienda.

  • En el interior de la tienda la presentación de productos es perfectamente seleccionada y cuidada, el número de artículos es limitada, gráficos y pantallas con imagenes y videos que refuercen un estilo de vida.

La imagen conjunta del exterior e interior de la tienda tiene que ser pensada de tal forma que sus elementos no puedan pasar desapercibidos ni indiferentes, llamando la atención y transmitiendo un mensaje persuasivo que despierta en el cliente sentimientos, actitudes, opiniones y creencias.

A continuación te presento 3 ejemplos de marcas de lujo: Balenciaga, Louis Vuitton y Gucci, las cuáles están innovando en la parte digital e impactando con sus escaparates y arquitectura.

Balenciaga

Pantalla en 3D en colaboración con Fortnite, increíble forma de llamar la atención de los paseantes.

Fortnite x Balenciaga pantalla en 3D

Gucci Vault

La nueva tienda conceptual online de Gucci reúne piezas vintage y de segunda mano, además de colaboraciones con artistas emergentes.

Louis Vuitton

Impresionante Flagship Store en Tokio, arquitectura exterior, la estructura monolítica está enteramente cubierta por un vidrio, los reflejos hacen que cambien mágicamente de color durante el día o cuando se mira desde diferentes ángulos.

Cuéntame, ¿cuál estrategia te gustó más Balenciaga, Louis Vuitton ó Gucci? ¿tienes una marca de lujo? ¿estas implementado bien tu visual merchandising?

Select your currency
MXN Peso mexicano